ALFA BLONDIE: CONTRA LA INJUSTICIA

Si existen todavía músicos comprometidos con alguna causa, hablemos del heredero de Bob Marley. Timitar, festival que se celebra anualmente en la cursimente llamada “La Perla del Sur” Agadir sin más, convoca por espacio de una semana los colores musicales amazighes y músicas del mundo, entre otras figuras han pasado por aqui, artistas de la talla de Gilberto Gil, entonces ministro de cultura de su país, Brasil, Khaled músico argelino exponente del Rai, Youssou N’Dour, Jimmy Cliff y hasta la olvidada Toto la Momposina de Colombia.
Tuve la ocasión de conocer vis à vis al cadencioso Alfa Blondie, en una entrevista que participé junto a otros periodistas. Blondie nos hablaba del sentido progresivo de su ritmo, de la incorporación de nuevos instrumentos en su banda. Canta en francés, inglés, hebreo, árabe y en algunos dialectos africanos, sus letras tienen un alto contenido contra la injusticia, los abusos de poder, la opresión. En la plaza Al Amal de Agadir, clama al joven público a ocupar sus asientos en la universidad, a no dejarse explotar, exige a las autoridades que cumplan con los sueños de sus ciudadanos, reclama a los políticos ávidos de poder a pensar un poco más en el interés general de los pueblos de África.
No a las drogas, un músico que no se droga y que suele en cada concierto decirle a los jóvenes que “para ser rasta no hace falta consumir marihuana”. El hombre de Costa de Marfil sigue los patrones socio-políticos y religiosos de Jamaica, un hombre que recibió una brutal paliza en su juventud por parte de la policia, canta en sus primeros discos sobre la brutalidad policial, “porque yo sé ahora, que vivir no es morir”, un hombre en todo el sentido de la palabra.

Jorge Calamita, Periodista

Anuncios