LOS BOBOS SON FANTÁSTICOS

Mañana del viernes 14 de julio de 2017, en la cafetería de cada día, segundo café de la mañana.

  • Cuánto cuesta un cortado y un barraquito; pregunta uno de ellos.

Previo, los dos, a haber ocupado una mesa de la terraza donde había un matrimonio sentado.

  • 1,70 €, respondió la camarera.
  • Pues entonces sólo me deja un cortado y se lo doy a mi primo.

Como si de un ritual se tratara se repite cada mañana con sus diferentes circunstancias.

Ayer sin ir más lejos volví a ver al de la caja de música. Cada día va a primera hora de la mañana a la cafetería, de su mochila saca un bocadillo envuelto en papel de aluminio, y lo acompaña con un cortado natural que pide con bastante buena educación. De su mano pende una pequeña radio, yo lo llamo la cajita de la música, Está completamente colorida, al más estilo Andy Warhol o incluso Piet Mondrian, es bastante pop. radioLa caja de música va en silencio en ocasiones, pero él escucha. Su sonrisa en la cara manifiesta el sentido de las notas musicales que el resto no oímos.

También se sienta una pareja acompañada de otro compañero. Se profesan amor todos los días, ejercen el mismo ritual gastronómico, similar al de la caja de música. Mientras que ella le brinda besos y abrazos, a él en ocasiones le he visto acompañar a los Santos con los hábitos eclesiásticos en épocas de fiestas.

El matrimonio abandona la terraza se sintieron intimidados por su presencia, yo ya había  observado la situación puesto que no pierdo ocasión para analizar cada movimiento que se produce a mi alrededor. Él apenas abría la boca, ella se quejaba de poco café de su cortado, del frío y humedad que hacía en la casa de su amiga; encima vivía anexa a la suya. De lo pesadas y lentas que habían sido las películas que le había dejado su esposo en un pen drive y que se las debía renovar. De lo asqueroso que era lo que había visto en la vitrina de la cafetería, pan con semillas tomate y aceitunas.

Saca un cigarrillo Fortuna lo enciende, y apenas sabía exhalar el humo que llevaba hasta sus pulmones, la mano que sustentaba el cigarrillo manchada completamente de café con leche, y diría más, hasta de un huevo frito de primeras horas de la mañana.

La miro. Giro mi cabeza hasta la caja de música. Observo al primo que paga el cortado. Y me pregunto si quizás esa mujer no tendría que haber salido hoy de su casa. El mundo de los bobos es fantástico, con mi máximo respeto a los bobos, que en realidad no lo son, pertenecen a una escuela taller de alumnos con disminuciones psíquicas.

Qué bueno ser bobo en el mundo de los listos. Mientras que unos vemos: en la caja de música, arte. En el primo, bondad. En la pareja, amor. En los hábitos, fe. Y en la señora del cigarrillo, miseria.

Me encantaría huir con la caja de música, llevar en mi rostro la sonrisa de su portador.  Brindar una bebida a mis amigos. Y manifestar amor y fe sin tapujos.

Entre la dicotomía del bobo y la señora del cigarrillo, ya saben con quién me quedo. Pues ésta asume un papel novelesco, fantasmal y carente de sentido desde primera hora de la mañana, me cuestiono cuál será su novela a última hora de la tarde.

En verdad se puede sustentar vivir en una vida llena de mentiras.

Y los bobos regresan al huerto de trabajo, lo llaman escuela taller. Yo regreso a mi oficina y al llegar me encuentro con el Señor Conejo; desde hace meses todos somos Señor Conejo, puesto que no he visto a ningún cuerdo feliz; pues bailemos Señor Conejo, le contesto, antes de tomar el tercer café de la mañana.

Dr. Orlando Gutiérrez Rodríguez – Periodista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: