ESSAOUIRA, CIUDAD DE ARTISTAS…

La medina de Essaouira es un hervidero intenso de actividades culturales. Artistas marroquíes y extranjeros se dan cita para compartir con los aldeanos y visitantes, exposiciones, fiestas rituales y populares, el importante festival de cultura Gnaoua cada primavera, y el cotidiano salpicado siempre por alguna manifestación artística en plena calle.
El mestizaje cultural, el ambiente místico-turístico, las noches particulares del mes de Ramadán, evocan con erudición las civilizaciones antiguas y modernas que han pasado por aquí, aportando a través de los siglos la contribución a la edificación de este mágico espacio de creación.
Esta pequeña ciudad, representa un rayo artístico, un número impresionante de artistas, pintores, escultores, escritores, atraídos por una musa particular que inspira aportando imaginación y creatividad.
Essaouira la antigua Mogador era paso de navegantes, de civilizaciones que apreciaban la púrpura que se encontraba en sus costas, sus casas pintadas en blanco con las puertas azules nos recuerda las islas griegas.
Georges Lapassade sociólogo francés fue el primero en emplear la expresión “carrefour cultural y étnico” allá por mayo del 68, no es de extrañar que Essaouira se convirtiera en un enclave hippie . Este autor nos deja un legado de artículos y estudios etnológicos de Essaouira y su región, las tradiciones orales, la musicología etc.
En el espacio particular de Essaouira, nace un arte singular de hombres y mujeres en muchas ocasiones sin ninguna formación artística, aprenden a pintar espontáneamente, recrean sus sueños, influenciados a partir de los años 50 por el pintor marroquí Lakhdar, autodidacta en sus pasiones artísticas, inspirado en las tradiciones populares de Marruecos y África.
En esta armonía, viendo al extranjero como un aporte , la ciudad estuvo frecuentada por artistas célebres como Cat Stevens, Jimmy Hendrix, también sedujo a Orson Welles rodando aquí su“Othello”, Saint-Exupéry realizó “Correo Sur”. Essaouira modesta pero eficaz.
Jorge Calamita, Periodista.